En Chile, muchas personas están optando por este sistema e incluso sugieren a sus familiares que tomen este último deseo en cuenta en el momento de su fallecimiento. En ilisium Plataforma Funeraria, te contamos en qué consiste y cuáles son las creencias que actualmente existen en torno a este proceso.

Actualmente cerca del 10% de los chilenos deciden optar por la cremación, cifra que, según los establecimientos que realizan este procedimiento en Chile, aumenta a razón del 1% al año. Pero ¿Por qué este porcentaje crece tan lentamente en comparación con otros países de Sudamérica como Argentina o Brasil? Generalmente, se debe al desconocimiento por parte de las personas de lo que realmente ocurre cuando se incinera un cuerpo.

En que consiste la cremación

Con la llegada de este nuevo destino para los restos de nuestros seres queridos, llegan también el desconocimiento y el temor asociado a un método nuevo que en Chile y en el resto de los países ha generado ciertos mitos y rumores que han terminado por desvirtuar lo que realmente es este proceso.

Todo puede empezar ante la imposibilidad de que los familiares de las personas fallecidas puedan ver el proceso de cremación, situación que empresas como el Cementerio Parque del Recuerdo, que realiza cremaciones, ha solucionado permitiendo que un familiar, si es que lo decide, pueda mirar  a través de una ventanilla de vidrio ubicada en la puerta de entrada, cómo se reducen los restos a cenizas.

La cremación o inhumación, consiste en  reducir los restos biológicos de una persona a través de calor, insertando el cuerpo en un horno crematorio (especial para llevar a cabo este proceso) que se calienta a una temperatura de uno 900ºc, consiguiendo de esa forma, la desintegración total del cuerpo.

Según indican los expertos de la industria funeraria, se trata de un milenario procedimiento cada vez más popular en el mundo. Tiene varias ventajas comparativas, que pasan por la economía, practicidad y mejor aprovechamiento de la tierra, cada vez más colapsada.

Los mitos en torno a la cremación

 Que las cenizas que entregan no necesariamente son del familiar: Pero si bien es imposible confirmar científicamente la identidad de las cenizas, el administrador de Parque del Recuerdo, Juan Andrés Fuentealba, afirmó a Emol que ha habido avances. Por ejemplo, ellos se rigen por una estricta norma que certifica la identidad del cuerpo desde que ingresa hasta que sale del cinerario, en todas las etapas del proceso “Esto significa que la trazabilidad del cuerpo nunca se pierde, porque está siempre identificado en todos los procesos antes de entregar las cenizas, o sea, podemos decir que efectivamente las cenizas son del familiar”.

Si incineran a alguien con un marcapasos, este explota: Esto es verdad. Cuando un difunto debe ser cremado y posee marcapasos, deben extraerlo previa incineración pues éste puede explotar con las altas temperaturas a las que son sometidas los cuerpos en el horno.

En cuanto al ataúd, si bien se puede cremar el cuerpo en él, lo más usual es que se reemplace por una urna de cartón que, según Fuentealba, permite realizar el servicio con “dignidad” y se desintegra a altas temperaturas.

 Los difuntos que ingresan al horno se mueven o incluso se sientan: Una creencia popular indica que en muchas ocasiones los cuerpos se mueven mientras son incinerados y que incluso, algunos llegan a sentarse dentro del horno. En cuanto a este punto, los propietarios de los establecimientos que realizan este tipo de servicios, explican que  nunca se le aplica fuego directamente al cuerpo, sino que las cámaras –que son herméticas-funcionan sólo aumentando la temperatura, la que puede llegar hasta los 980 °C. Esto hace que el cuerpo primero se empiece a deshidratar hasta que finalmente, cuando se seca por completo, se prende en forma natural hasta que se convierte en cenizas.

Precios de este sistema en Chile

En nuestro país, la cremación tiene un costo promedio de $600.000, valor que aumenta si es optamos por dejar la ánfora con los restos de nuestro ser querido en un cementerio, pues en ese caso se debe también pagar el espacio que ocupará en el recinto.

 

Deja una Respuesta